D.O. Cava

El Cava nace, entre otras cosas, de la radical transforma­ción del viñedo derivado de la invasión de la filoxera.

Las propiedades y características del Cava tienen su origen en los de los suelos de sus viñas, de las variedades de uva utilizadas y también de la climatología.

El cultivo de la vid se extiende desde el litoral mediterráneo hasta las zonas más altas, alrededor de 800 m. de altitud. No obstante, es en la zona central, a una altitud de 200 a 300 m., donde se ubica la mayor superficie de viñedo.

El clima es mediterráneo, luminoso y soleado, de inviernos suaves y veranos no excesivamente calurosos.

Todo ello junto, a una moderada pluviometría que se reparte a lo largo de todo el año, produce un microclima óptimo para el cultivo de la viña y la maduración de la uva.

D.O. Cava